Planchas de cocina

LOGO planchas de cocina
Recetas fáciles y rápidas

Pollo al ajillo andaluz, una receta de la abuela llena de sabor

pollo al ajillo

Receta de Pollo al ajillo fácil y delicioso

El pollo al ajillo andaluz es un plato clásico y tradicional de la cocina española que ha sido transmitido de generación en generación. Con su sabor reconfortante y su aroma irresistible, este pollo al ajillo receta de la abuela combina la jugosidad con el intenso sabor del ajo. En este artículo, te presentaremos una deliciosa versión andaluza del pollo al ajillo, con una receta fácil de seguir y consejos para realzar su sabor. ¡Prepárate para una experiencia culinaria que deleitará tus sentidos!

Esta receta de pollo al ajillo de la abuela andaluz es un plato emblemático de la gastronomía española. Su sencillez en ingredientes y preparación lo convierte en una opción popular en muchas regiones, siendo especialmente reconocido en Andalucía. Su combinación de pollo tierno y jugoso con el sabor intenso y aromático del ajo crea una receta casi única.

Ingredientes para el pollo al ajillo

Para preparar un delicioso pollo al ajillo andaluz al estilo de la abuela, necesitarás los siguientes ingredientes:

ingredientes pollo al ajillo
  • Pollo entero troceado
  • 5 o 6 dientes de ajo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Harina de trigo
  • 10 ml de zumo de limón
  • 500 ml de caldo de pollo
  • 150 ml de vino de Jerez
  • 1 hoja de laurel
  • Sal y pimienta en grano
  • Tomillo o romero
usechatgpt init success
usechatgpt init success
usechatgpt init success

Preparación pollo al ajillo andaluz

Ahora, sigue estos pasos sencillos para disfrutar de un exquisito pollo al ajillo:

Paso 1: Trocear y salpimentar el pollo

trocear y salpimentar el pollo al ajillo

Comienza troceando el pollo en porciones adecuadas y sazónalas ligeramente con sal y pimienta (si no sabes trocear el pollo, pídeselo a tu carnicero de confianza, te lo hará encantado). Este paso garantizará que cada bocado esté lleno de sabor.

Paso 2: Dorar los ajos

dorar los ajos. pollo al ajillo

En una cazuela, cazo o sartén ancha, calienta abundante aceite de oliva y añade los dientes de ajo sin pelar. Cocina a fuego medio, asegurándote de que los ajos se ablanden sin quemarse. Una vez listos, retíralos y reserva.

Paso 3: Dorar el pollo

Dorar el pollo al ajillo

Agrega los trozos de pollo a la cazuela, cazo o sartén con el aceite aromatizado con los ajos, junto con la hoja de laurel y una pizca de tomillo o romero al gusto. Dora el pollo por todos los lados hasta que adquiera un tono dorado y apetitoso.

Paso 4: Incorporar la harina de trigo

Antes de agregar el vino, el caldo y el zumo de limón, es necesario incorporar la harina de trigo. Espolvorea aproximadamente 2 cucharadas de harina de trigo sobre los trozos de pollo dorados en la cazuela. Esto ayudará a espesar la salsa y dará un toque adicional de sabor al pollo.

Paso 5: Añadir el vino, el caldo y el zumo de limón

agregar vino y caldo al pollo al ajillo

Una vez dorado el pollo, incorpora el vino de Jerez, el caldo de pollo y el zumo de limón (si quieres también puedes agregar alguna rodaja de limón para mas sabor). Estos ingredientes agregarán profundidad de sabor al plato y ayudarán a crear una deliciosa salsa.

Paso 6: Cocinar a fuego medio-bajo

Cocina el pollo a fuego medio-bajo, permitiendo que se vaya poniendo tierno y que la salsa se reduzca a tu gusto. Este proceso llevará aproximadamente 30-40 minutos. Asegúrate de que el pollo esté bien cocido antes de retirarlo del fuego.

pollo al ajillo

¡Ahora que has terminado de preparar este delicioso pollo al ajillo andaluz, es hora de saborear el resultado de tu trabajo! Sumérgete en los aromas y sabores tradicionales de esta receta que ha pasado de generación en generación en Andalucía. Cada bocado te transportará a la calidez y la pasión de la cocina española. Así que no esperes más, reúne a tus seres queridos alrededor de la mesa y disfruten juntos de este plato único y lleno de sabor. ¡Buen provecho!

Consejos y trucos para realzar el sabor del pollo

  • Utiliza pollo de buena calidad, preferiblemente de corral, para obtener un sabor más auténtico.
  • Añade un toque de pimentón ahumado durante el dorado del pollo para darle un sabor extra y un aspecto más atractivo.
  • Si te gusta el toque picante, puedes añadir una pizca de guindilla o pimienta cayena al caldo para darle un ligero picor.
  • Acompaña tu pollo al ajillo con unas patatas fritas o arroz blanco para complementar el plato.

Variaciones y acompañamientos sugeridos

El pollo al ajillo es una receta versátil que se puede adaptar a diferentes gustos y preferencias. Aquí hay algunas variaciones y acompañamientos sugeridos:

  • Pollo al ajillo con champiñones: Agrega champiñones laminados a la cazuela junto con el pollo para añadir un toque terroso y una textura adicional.
  • Pollo al ajillo con patatas: Añade patatas cortadas en trozos pequeños a la cazuela durante la cocción para obtener un plato más completo y sustancioso.
  • Pollo al ajillo con guarnición de ensalada: Sirve el pollo al ajillo con una ensalada fresca y crujiente para equilibrar los sabores.

Beneficios nutricionales del pollo al ajillo

El pollo al ajillo es una opción sabrosa y nutritiva para disfrutar en tu mesa. El pollo es una excelente fuente de proteínas magras, mientras que el ajo añade propiedades antibacterianas y antioxidantes. Además, el uso moderado de aceite de oliva virgen extra agrega grasas saludables a la preparación.

Origen y tradición del pollo al ajillo andaluz

Esta receta tiene raíces profundas en la tradición culinaria española. Se cree que su origen se remonta a la época medieval, cuando el ajo se utilizaba como conservante natural para las carnes. Con el tiempo, esta técnica se perfeccionó y se convirtió en una receta emblemática en toda España. En la región de Andalucía, el pollo al ajillo se ha transmitido de generación en generación, manteniendo su encanto tradicional hasta el día de hoy.

OTRAS RECETAS CON POLLO:

TE PUEDE INTERESAR:

Descarga nuestro ebook gratuito

Preguntas frecuentes

¿Puedo utilizar pechugas de pollo en lugar de pollo entero?

Sí, puedes adaptar la receta utilizando pechugas de pollo en lugar de un pollo entero. Asegúrate de ajustar los tiempos de cocción para obtener un resultado tierno y jugoso.

¿Cuál es la mejor manera de servir el pollo al ajillo?

El pollo al ajillo es delicioso por sí solo, pero también puedes servirlo con arroz blanco, patatas fritas o una ensalada fresca. Acompáñalo con una copa de vino blanco para realzar aún más su sabor.

¿Puedo hacer esta receta de antemano y recalentarla?

Sí, puedes preparar el pollo al ajillo con anticipación y recalentarlo cuando sea necesario. Asegúrate de almacenarlo adecuadamente en el refrigerador y calentarlo suavemente para mantener su sabor y textura.

¿Es posible congelar el pollo sobrante?

Sí, puedes congelar el pollo al ajillo sobrante en recipientes herméticos o bolsas de congelación. Asegúrate de descongelarlo completamente antes de recalentarlo para disfrutarlo en su mejor estado.

¿Cuál es el mejor vino para utilizar en el pollo al ajillo?

El vino de Jerez es la opción tradicional para esta receta, ya que aporta un sabor único y característico. Sin embargo, si no tienes vino de Jerez, puedes sustituirlo por vino blanco seco o incluso vino tinto ligero.

¿Qué te ha parecido este contenido?

¡Dame tu valoración!

Calificación 4 / 5. Votos: 1

Por favor... ¡para mí es muy importante!

« Ir Blog

Compartir

Otros Post de interés

« Ir Blog

Descarga Nuestro eBook Gratis

Compartir

¡¡Comparte el contenido si te ha gustado este Post!!

Post Destacados

¿Quieres que tus Recetas aparezcan en el blog?

(Te incluimos un enlace a tu página web o a tus redes sociales!)

Síguenos

Productos Destacados

Visita nuestra Tienda online